Tasa de conversión en un e-commerce: ¿qué factores afectan a su valor?

En una tienda online son muchas las métricas y KPI que se pueden monitorizar para conocer el estado del negocio en tiempo real. Una de las más importantes es la tasa de conversión del e-commerce, que hace referencia al porcentaje de usuarios que realizaron una compra en un determinado periodo de tiempo.

Cuál es la tasa de conversión media en un e-commerce 

Una buena tasa de conversión en e-commerce se da cuando esta se encuentra entre el 1 % y el 3 %. Un porcentaje superior querrá decir que las estrategias que se están llevando a cabo están teniendo un gran éxito, mientras que porcentajes inferiores al 1 % significa que algo no está marchando bien en las estrategias de marketing digital que se están aplicando.

Como ejemplo, podemos nombrar la tasa de conversión de Amazon, la mayor tienda online del mundo, que se sitúa en un espectacular 7 % (muy por encima de la media).

Hay que tener en cuenta que, dependiendo del tipo de actividad, la tasa media de conversión varía sustancialmente (por exceso de competencia, naturaleza del producto, etc.). Por ejemplo, la tasa de conversión de un e-commerce retail es superior a la de otros tipos de comercios online.

Cómo se mide la tasa de conversión de un e-commerce

Para calcular la tasa de conversión de una tienda virtual es necesario dividir el número de ventas realizadas entre el total de usuarios que han utilizado la misma, multiplicando el resultado por 100 para pasarlo a porcentaje.

Por ejemplo, si un e-commerce que ha tenido 20 000 usuarios activos ha realizado 400 ventas, la tasa de conversión sería (400 / 20 000) x 100 = 2 %.

Factores que afectan al ratio de conversión de un comercio electrónico

Para mejorar la tasa de conversión de una tienda virtual es necesario tener en cuenta una serie de aspectos esenciales.

Los factores más importantes que afectan al ratio de conversión son:

  • El precio. Es el factor más importante, por lo que es recomendable realizar un buen estudio de mercado y de costes para poder establecer el precio adecuado y poder incrementar la tasa de conversión.
  • El tipo de usuario. No todos los visitantes de un e-commerce son iguales. Aquellas tiendas que consiguen atraer un tráfico compuesto por personas que están dentro de su target obtienen una tasa de conversión más alta, ya que cuentan con usuarios que realmente están interesados en lo que la tienda ofrece.
  • Formas de pago y gastos de envío. Estos dos factores son los que provocan la mayoría de abandonos de los carritos de compra (por no estar disponible el método de pago habitual del usuario o por lo elevado de los gastos de envío).
  • Mal uso de las calls to action. Un mal diseño del e-commerce, sus landing pages y las llamadas a la acción hacen que el número de usuarios que termine comprando en la tienda sea menor.

La conversión en marketing digital se encuentra entre sus principales objetivos, y en el caso de un e-commerce se trata de las ventas. Mejorar la tasa de conversión debe ser una prioridad para una tienda online, ya que de esta manera podrá aumentar sus ingresos y, por lo tanto, sus beneficios.

La tasa de conversión de una tienda virtual es el fiel reflejo de su capacidad para satisfacer a los clientes y la efectividad de sus acciones de marketing digital.

Submit your response

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *